Qué tipo de vestido llevar a una cena formal y acertar siempre

Marzo 13, 2017Uncategorized Standard

A todos nos gusta salir de vez en cuando a una cena o a una fiesta, la noche tiene un encanto único para disfrutar de la buena compañía y de un agradable restaurante. El caso es que no todos los eventos formales son iguales, ni parecidos. Como ya sabemos, el concepto de formalidad aplicado a un look puede abarcar un grupo amplísimo de estilos. Y es que no te pondrías el mismo vestido para una cena de Navidad con tus amigas que para recibir un Óscar, así de variado es el mundo de la elegancia. Por eso, a la hora de hablar sobre qué tipo de vestido llevar a una cena formal, lo mejor será dividir este concepto en diferentes categorías. ¿Preparada?

 

Qué tipo de vestido llevar a una cena formal

 

¿Se acerca la Navidad? ¡Toca cena de empresa!

 

Da igual si trabajas en una multinacional o en una pequeña empresa de menos de diez empleados, cuando se acerca la Navidad los restaurantes se llenan de reservas para celebrar las tradicionales cenas de empresa. No siempre tienen por qué ser solo en estas fechas, puede que en tu trabajo seáis más fiesteros u os guste reuniros más de una vez al año, pero lo que sí es cierto es que en diciembre casi nadie se libra. Los compañeros de trabajo son esa gente medio amiga, medio desconocida, a los que siempre ves en las mismas circunstancias y haciendo lo mismo. Las cenas de trabajo son un momento ideal para saliros de contexto y crear lazos de confianza muy útiles también para el desarrollo profesional. Veamos entonces qué tipo de vestido llevar a una cena formal de tu empresa.

 

Comedor cena elegante

 

No olvides que, cuando nos enfrentamos a asuntos profesionales, lo ideal es ir correcta pero no extravagante, no queda bien llamar mucho la atención. Con esta idea en mente, lo mejor es utilizar prendas básicas, como una bonita blusa blanca y unos pantalones de tela con una caída original, como una gran pata de elefante. Para animar este look, sírvete de los complementos: pendientes, collares, fulares, bolso… Todo vale para poner tu puntito personal. Analicemos ahora qué tipo de vestido formal llevar a una cena formal, dependiendo de las muchas otras circunstancias.

 

¿Cenena de trabajo o de negocios?

 

No siempre que te reúnas con compañeros de trabajo, la situación va a ser la misma, está claro. Antes hablábamos de la tradicional cena navideña, pero hay ocasiones profesionales que exigen etiqueta. Si la cena se celebra con motivo de cerrar o discutir un negocio importante, conocer nuevos inversores o cualquier otro asunto de gran embergadura para la empresa, lo mejor es que extremes cuidados y elegancia. Para este caso, recomendaría un vestido. Aunque los pantalones o los trajes pueden ser incluso más formales, es más fácil acertar con un vestido cuando se trata de ir muy arreglada. Pero, ¿qué tipo de vestido llevar a una cena formal en la que me juego tanto? Prueba con un vestido de un color oscuro (con el negro acertarás siempre) de forma simple, escote preferiblemente cerrado y no demasiado corto. Si quieres causar excelente impresión, juega con la forma de las mangas, los tirantes o el escote de la espalda.

 

Mesa preparada para cenar

 

¡Tengo una cita!

 

Ay, qué bonito es el amor cuando llega… ¡Pero qué difícil dar con el look perfecto! Pues bien, las citas están para disfrutarlas, para que os lo paséis estupendamente y la conversación fluya sin parar, no para estar preocupada o incómoda por culpa de la ropa. En estas ocasiones se permite (claro que sí) un toque más picante, un vestido más sexy y ajustado, de esos con los que te encantas al mirarte al espejo. ¡Sal a comerte el mundo! Es la mejor actitud que te puedes poner para una cita.

 

¿Qué es lo que más te gusta de ti?

 

A partir de aquí, lo que quieras resaltar, de ti depende. Si te gusta mucho tu pecho (y si sabes que a tu pareja también), ponte un escote bonito; igualmente, si te flipan tus hombros, déjalos al aire. En cualquier caso, si lo que quieres mostrar con orgullo son tus caderas, apuesta por un vestido muy ajustado. O si tus piernas son de infarto, ¡atrévete con los vestidos cortos! Aquí lo importante es que te sientas a gusto y seas tú misma. ¡Fuera complejos! Si muestras confianza, caerá a tus pies.

 

Una cita romántica

 

Qué tipo de vestido llevar a una cena formal con amigos o familia

 

Tanto si vas a cenar con la familia de tu pareja por primera vez como si quieres acudir a una reunión de amigos, elegir qué tipo de vestido llevar a una cena formal puede darte dolores de cabeza. Aquí van algunas ideas para que te inspires. En cuanto a los colores, ya sabes que el rojo y el negro son siempre aciertos totales. Y si añades unos toques de brillo, estarás sumando elegancia al conjunto. También es divertido probar con faldas (cortas, de tubo, de vuelo, ¡la que más te guste!) combinadas con tops de encaje o con transparencias. Una vez más, te aconsejaremos que no te olvides jamás de los complementos, son la piedra angular de todo look exitoso. Si sientes que tu outfit es un pelín soso, arriésgate con zapatos de color, bolsos muy estampados o joyas de estilo étnico. ¡Incluso puedes jugar con tu peinado! Un recogido de escándalo o un maquillaje a la última pueden cambiar radicalmente tu look.

Hablando del estilo de maquillaje, desde el canal MakeupByMh te enseñan paso a paso cómo aplicarte tus cosméticos para ser la más guapa y elegante de la cena. ¡Anímate a probar en casa!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *